lunes, 26 de octubre de 2009

DIFERENTES TIPOS DE OFRENDAS









MIXQUIC, JANITZO Y PAZCUARO

En el lugar donde esta enterrado el familiar o amigo, se pone su comida, sus bebidas e incluso se les lleva música con mariachis, ademas se le pone un cigarrito. En los pueblos se les pone mole y el famoso Pan mexicano llamado Hojaldra o Pan de Muerto . Y los familiares se quedan ahí algunas horas para convivir con sus muertos. Los panteones permanecen abiertos toda la noche del 1 de Noviembre, dónde exactamente a las 00:00 hrs o antes se pone la ofrenda al difunto, a esa hora todo esta lleno de miles de veladoras y velas en las tumbas o lugar donde están enterrados los muertos, mientras a lo lejos se oye como 'doblan, repiquean' y tocan las campanas de las Iglesias anunciando la venida de las almas. El olor y humo del incienso, el olor de la flor de cempoaxóchitl inundan el ambiente en todo el país, en todos los hogares y cementerios mexicanos donde hay ofrendas.








OAXACA




Dias de Muertos La celebración de los Días de Muertos en Oaxaca es una ceremonia popular que invoca a los espíritus de los ancestros para invitarlos a "convivir" en el mundo terrenal, por lo que se procura agasajarlos en la forma más atenta.

En las casas ponen altares con flores, fruta, veladoras y pan de muerto. En algunas de ellas agregan otro tipo de comida como mole, tlayudas y tamales. Por supuesto, también colocan en lugar especial las fotografías de los familiares que ya fallecieron.

Las calaveritas de azúcar como el papel picado. Una cosa que no puede faltar en Oaxaca es el delicioso chocolate, sobre todo en estas fechas, que muchas personas preparan con agua en vez de leche.







GUERRERO





Estas ¿ofrendas¿ son una especie de alegorías o cuadros plásticos, en los que se rememora la forma en que murió la última persona de la casa; si fue atropellado, colocarán un altar con la foto del muerto y una escenificación de la forma en que ocurrió el accidente, valiéndose para ello de muñecos (a veces fabricados por ellos mismos) y camiones o autos de juguete. Incluso, en algunos casos, la ofrenda se acompaña de un fondo musical en vivo o grabaciones.

A los visitantes se les obsequia: pan de muerto, arroz con leche, dulce de pepita de calabaza, tamales, chocolate, mole, mangos, plátanos, café, agua, sal, panqué de arroz, semitas (pan relleno de panocha o piloncillo), el platillo y bebida favoritos del difunto, flores de cempazúchil, la fotografía del difunto y perritos de barro (usados para cruzar el otro mundo).






TLAXCALALA


En la ofrenda mestiza del estado de Tlaxcala, el visitante podrá admirar la conjugación de elementos indígenas con las costumbres de la religión católica, que los españoles trajeron al nuevo continente.


A las 12 del día del 2 de noviembre, las ánimas de los difuntos se retiran del que fue su hogar. Las campanas dejan de repicar y las personas realizan un intercambio de ofrendas que consiste en una canasta con pan de muerto, fruta y una olla de mole. A los niños generalmente les tocan juguetes, mientras que los adultos reciben los enseres domésticos de las ofrendas.










PUEBLA

La ofrenda urbana del estado de Puebla, colocada para recordar a los difuntos, contiene elementos coloniales como talavera, un reclinatorio, una mantilla de Manila y hasta la fotografía de los abuelos; estos elementos marcan la tradición sólo en la angelópolis.

Se elaboran altarcitos de muerto en madera y papel picado, con calaveras de azúcar y panes, frutas, verduras y palomitas de jamoncillo (pasta de pepita de calabaza).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada